Flying

10:00:00 Marina Rubalcaba 2 Comments



Hay un gran problema que tenemos las mujeres bajitas, el largo de las prendas. Pantalones, monos o vestidos que se hacen para chicas de 1,80cm y que a los que tenemos que retirar un buen trozo de tela si queremos vernos decentes (o simplemente para poder andar)

El que más odio de todos ellos es el largo de los vestidos pero he encontrado un truco para que nosotras juguemos con ventaja. Los blusones largos serán ahora vuestros mejores amigos. Probé este verano a comprarme uno blanco tipo baby doll que me ponía con unos shorts debajo y quedaba precioso a la vista. Esta temporada he repetido y me he comprado el famoso blusón camel de TRF para lucir a modo de vestido. 

Y como no podía ser de otra manera le he dado el toque setentero que nos ha conquistado estas dos últimas temporadas. Para conseguirlo dale mucha importancia a los complementos. ¿Habéis visto este nuevo turbante? Es un antiguo pañuelo de mi madre que con un poco de maña puede quedar así de bonito en la cabeza. 

¡Feliz comienzo de semana!












Vestido-blusón: Zara (otoño-invierno 2015/16)
Zapatos: Zara (antiguos)
Turbante: joyita vintage

Imágenes: J.Jara

2 comentarios:

  1. Aii si es que a veces es complicadisimo encontrar ropa, o nos vienen muuuuy corto o muuuuuy largos. Jajajaja
    Lo del termino medio no lo conocemos..

    Estás preciosa cielo. El vestido es una monada y el toque del turbante es perfecto.

    Un besito!
    Essence Of Electricsbubbles

    ResponderEliminar