Ballerina


No hay universo más delicado, etéreo y femenino. Estamos de suerte porque esta temporada el ballet, y toda su estética, son la fuente de inspiración más potente. Faldas de tul, maillots de telas vaporosas, zapatos enrollados al tobillo y mucho rosa cuarzo, estos son los esenciales de este otoño-invierno. 

Tienes dos opciones: la tendencia bailarina que llega de puntillas y de la manera más delicada, o subirte al carro de las bailarinas urbanas que cambian los zapatos de raso por las Doc Martens y tiñen sus tules de negro.

Yo, sólo por esta ocasión, me uno al primer movimiento, cogiendo prestados los iconos más clásicos del ballet e interpretándolos para lucirlos en cualquier ocasión. Falda rosa cuarzo de tablas, maillot transparente y zapatos atados al tobillo, y un choker necesario, combinan al mismo tiempo fuerza y delicadeza. 

¿El sitio para enseñároslo? No podía ser otro que un estudio de danza. ¡Gracias a la Escuela Duarte por prestarme su espacio! 

¡Feliz semana! 













Luce camisa desestructurada


¿Es casualidad que cuando entras en Zara lo primero que ves son camisas de rayas azules? Noooooo. Que amigo Amancio ponga otras camisas en primera fila sólo puede significar que son una de las prendas estrellas de la temporada. 

Pero, recapitulemos. En este post hablábamos del triunfo de las camisas masculinas en la Semana de la Moda de NY y os daba consejos para lucirla a modo de vestido. He aquí, en este nuevo look, la segunda forma más popular de lucirla: desestructurada

Y es que, esta temporada, el corte de las camisas "se nos va de las manos". Cuellos oversize, superposiciones, mangas imposibles, prendas vueltas del revés...La cuestión es rizar el rizo y no lucirla como te la pondrías normalmente...las cosas de la moda. A mí dejadme las oversize, y si quieres darle un toque pícaro como en este post, desabróchala y enseña un hombro. 

¡A por el lunes! 












The new bomber


Cuidado cuando abras el armario porque puede deslumbrar. Todo se cubre esta temporada con un halo metálico, como si nuestra ropa estuviera reforzada con materiales preciosos. El dorado, el plateado, los tonos cobrizos o el oro rosa son los indudables protagonistas del otoño. 

Y ya sabes cómo va el juego: hay prendas que rescatamos del invierno pasado pero a las que se le da un giro de tuerca. Iguales pero distintos temporada tras temporada. Porque sí, las bombers vuelven a llevarse y si hace dos inviernos tenían un aire beisbolero y el año pasado un toque oriental, esta temporada brillan con luz propia. 

Una prenda más que que hace alarde de destellos metálicos y que ¡ya deberías ir fichando! Si eres de las que no quieres unirte al máximo exponente de la tendencia por miedo a parecer una "burbujita Freixenet", puedes optar por una bomber como ésta de Tu ropa en un click, que combina su personalidad militar (recordemos que es la prenda que utilizaba la aviación de los EE.UU durante la II Guerra Mundial) con un ligero toque de brillo satinado. 

Eso sí, yo tenía que darle al look el toque "burbujita" con mis zapatos preferidos de este verano. 

¡Feliz miércoles!













Jeans: Stradivarius 
Bolso: Marypaz
Camiseta: Zara
Sandalias: Zara


Puro athleisure


Y llegó un momento en el que vestir prendas deportivas para cualquier ocasión estuvo bien visto. En los últimos años se ha creado la fusión perfecta entre moda y deporte haciendo que se acepte socialmente lucir un traje de chaqueta con unos botines flúor o un pantalón de chándal y unos tacones (sí, sí, tú también te pondrás este otoño el pantalón deportivo con la raya blanca al lado). 

Porque el athleisure (de athletic y leisure) se propuso ser una revolución dentro del mundo de la moda y después de ver las bermudas de la Kardashian, la colección Puma diseñada por Rihanna, la colaboración de Wang con H&M o los looks de aeropuerto de Selena Gómez, nos hemos encargado de interiorizarlo. 

Así que nada, recordando aquella letra de la Martirio, en el look de hoy me tenéis "arreglá pero informal". Camiseta-vestido (ya sabéis lo que me gusta este doble uso) de Adidas con sandalias doradas de Zara cuyo resultado me gusta bastante. 

Si queréis seguir leyendo más sobre esta tendencia, os recomiendo este artículo de Vogue. 

¡Feliz semana!










Camiseta: Adidas
Sandalias: Zara



La clave


Si Vogue dice en su último artículo que es la prenda estrella del otoño, eso va a misa. Aunque tampoco hay que ser muy listo para saber que las camisas de rayas (si son celeste, mejor) son tendencia cuando las tiendas están plagadas de ellas. 


El caso es que en la Semana de la Moda de Nueva York, que ha dado el pistoletazo de salida a los fashion shows mundiales, son toda una sensación pero aquí la menda se la lleva poniendo todo el verano para ir a la playa. Sí, para la playa en su versión más oversize porque son comodísimas. 

Que no soy yo la primera que se da cuenta de que son super útiles y versátiles por varios motivos: posibilidades infinitas de combinar con faldas, pantalones formales o deportivos, o incluso lucirlas de vestidos como es el caso. Es fresca, cómoda y perfecta para el entretiempo. 

¿Cómo se llevan? Tal y como dice Vogue, hay dos maneras de lucirla: desestructurada con mangas asimétricas, cuellos caídos y cortes imposibles; o en su versión masculina de corte oversize. Aquí nos sumamos a esta última opción intentando crear con ella una silueta algo más femenina. Yo he usado el legendario truco de ceñirla a la cintura y utilizarla de vestido, pero claro, yo mido un metro y medio, queridas. Siempre puedes comprarla una o dos tallas más grande y lucirla con unos shorts debajo para crear el efecto de una sola prenda. 












Camisa: Zara (aquí)
Gafas de sol: U Rock (aquí) 

Con descuento del 20% utilizando el CÓDIGO ovejanegra

Cinturón: Lefties (antiguo)
Slippers: Jeffrey Campbell