Mi primera vez

9:00:00 Marina Rubalcaba 3 Comments



Era la primera vez que me ponía una pamela, que diseñaba un vestido para mí misma ¡y cuánto lo disfruté! La ocasión lo merecía: una boda especial necesitaba un traje especial. La idea la tenía clara y mi mejor aliada para materializarla fue Luisa Cornejo, joven diseñadora sevillana, que calcó la idea que rondaba en mi cabeza. 

Nada de cortes midi, ni de siluetas de tubo, un vestido ¿más corto de lo que está permitido en una boda de día? pero favorecedor para las que estamos hechas "a pequeña escala".

¿La inspiración? La silueta new look que Christian Dior puso de moda a finales de los años 40. Con ella subía el largo de las faldas y ceñía la cintura de sus modelos para crear cortes más femeninos, y lo más importante, hizo historia y por ello se le conoce. Eso sí, originariamente la silueta new look marcaba más los hombros, ceñía mucho más la cintura (cada una hace lo que puede en el gym) y utilizada largos midi para sus faldas. El escote, en este caso, quería que fuera bardot ¡y más años 50 para el look! Es que no hay escote más femenino y favorecedor. 

El resto lo hicieron los complementos: pamela montada por la "menda" (con la ayuda de mi querida madre), bolso y zapatos muy básicos. La mejor opción era sin duda un salón con algo más de personalidad, así que encontré estos atados al tobillo en Asos. 

El resultado no pudo gustarme más y el color del vestido me tiene enamorada. ¿Para cuándo la siguiente boda? 

¡Feliz comienzo de semana! 

Zapatos: Asos 
Pamela: DIY 












3 comentarios:

  1. Buenas! Tienes alguna entrada sobre rutina de cuidado del cabello o cómo lo peinas? Tienes una melena preciosa!!

    ResponderEliminar