¿Qué puede hacer la moda (y tú) para cuidar el medio ambiente?

15:07:00 Marina Rubalcaba 1 Comments



Han saltado todas las alarmas. La moda ocupa el segundo puesto en el podio mundial de la contaminación y, aunque la fast fashion continúa imparable, comienza a vislumbrarse un movimiento cada vez más poderoso para parar este desastre medioambiental.

Dos mil litros de agua hacen falta para hacer una simple camiseta básica. Sí, no lo he escrito mal, son dos mil litros de agua potable para que tú uses esa camiseta dos veces, tres a lo sumo, hasta que se te antoje una nueva prenda. Este delirio consumista que comenzó con la democratización de la moda y el asentamiento de las grandes industrias low cost ha causado estragos en nuestro planeta y, aunque es difícil de recuperar, ciertos sectores de la moda han puesto el grito en el cielo para tratar de frenar este desastre.

Es difícil ser consciente del problema recibiendo constantemente estímulos publicitarios con colecciones ideales que cada semana se renuevan en nuestras tiendas favoritas pero con pocos granos podremos ir haciendo una montaña. Aquí tenéis una lista de movimientos y hábitos a los que puedes sumarte si quieres salvar tu planeta.

El UPCYCLING 

Este palabro inglés no es otra cosa que la técnica de recustomizar tu ropa (¿esta palabra existe?) o someter tus antiguas prendas a pequeños cambios para que parezcan nuevas. Puedes hacerlo en plan casero desde casa cortando unos antiguos jeans para crear unos shorts, por ejemplo, pero esta tendencia del reciclaje creativo ha llegado hasta la industria haciendo que muchas marcas estén sacando a la venta los stocks de colecciones antiguas totalmente reinterpretadas. Si lo hizo Margiela, se puede. 



LA APUESTA POR LO VINTAGE



Se nota que algo está cambiado en nuestro país con respecto a la moda vintage. Ante las tendencias despersonalizadas y repetitivas que nos venden en las tiendas low cost, el público busca prendas únicas, originales y con una historia detrás. Las tiendas vintage se han convertido en la nueva meca de los fashionistas y en una forma de diferenciación respecto a las llamadas "plagas" de prendas que vemos por las calles y por Instagram. 



LAS PLATAFORMAS DE SECOND HAND

Aplicaciones como Chicfy o Wallapop pueden hacer que nos saquemos un sobresueldo (que viene fenomenal) pero también pueden contribuir a dar una segunda vida a la ropa que ya no utilizamos y que seguro que alguien dará un mejor uso que nosotros. Estas plataformas colaborativas de compra-venta de ropa de segunda mano reducen el consumo de primera mano en las cadenas low cost y son parte importante en este sistema de reciclaje de nuestros armarios.



LA APUESTA POR LA MODA ÉTICA 


Lo más sensato sería apostar por las marcas que siguen unos cánones de moda ética o apuestan por los antiguos sistemas de creación artesanal sin que haya ningún abuso durante el proceso de creación. Mi consejo es que busquéis marcas especiales, que abogan por la calidad y el mimo al producto y que puedan durarnos mucho más que lo que dura una tendencia fugaz impuesta por la fast fashion.



LA AUTOCONCIENCIACIÓN

¿Te hace falta realmente?, ¿cuántas veces crees que vas a ponértelo?, ¿cuándo vas a cansarte de ella? Estas son algunas de las preguntas que deberíamos hacernos cuando vayamos a comprar ropa porque la gran mayoría de nuestras compras van más allá de nuestras necesidades y responden a un estímulo consumista. Algunos consejos para no seguir cayendo en este delirio son:

- apostar siempre por los básicos
-llevar una lista o wishlist de lo que quieres cuando vayas a comprar
-revisar las prendas que tienes en tu armario para no comprar siempre lo mismo
-preferir la calidad por encima de la cantidad.

¡Feliz miércoles!

1 comentario:

  1. pues si que hay q aportar entre todos
    Feliz dia
    www.masqueropa.blogspot.com

    ResponderEliminar